Chequia abre una ventana a Colombia

Se abre un nuevo tiempo para las relaciones diplomáticas, culturales y comerciales entre la República Checa y Colombia. Tras el cierre de la embajada checa en Bogotá en el año 2010 y su posterior reapertura en noviembre de 2013, ha llegado el momento de que un nuevo embajador pise suelo colombiano. Un hombre que por su perfil y sus profundos lazos con el país del café parecía llamado al cargo. Es Miloš Sklenka, con quien Radio Praga ha tenido el placer de hablar antes de su partida hacia Latinoamérica.

DFoto: Borja de JorgeFoto: Borja de Jorge Dicen que cuando se cierra una puerta, se abre una ventana. Miloš Sklenka, el nuevo embajador checo para Colombia, Panamá y Costa Rica, lo sabe bien. Este profesor de universidad, experto en economía y comercio exterior y corresponsal para diversos medios en Madrid y en Londres, echó el cerrojo hace cinco años a la delegación checa en Colombia. Un sinsabor que le llevaría como consejero comercial hasta el otro lado del mundo, a Corea del Sur. Hoy hace las maletas para abrir una nueva ventana de la República Checa al mundo, exactamente a Colombia. Entre sus objetivos está recuperar las relaciones con el país sudamericano, atraer inversiones a Chequia y promover el intercambio cultural.

Miloš Sklenka, foto: Borja de JorgeMiloš Sklenka, foto: Borja de Jorge “Yo estaba cerrando nuestra embajada en el año 2010, antes de irme a Corea del Sur, por razones presupuestarias y por la misma razón Colombia cerró su embajada en Praga en el año 2003. Pero muy pronto nos hemos dado cuenta de que Colombia es para nosotros un interlocutor muy importante, no solamente en lo bilateral, sino también en lo que se refiere a la colaboración con la Unión Europea, pues Colombia representa uno de los interlocutores más importantes en la región”, explica Sklenka.

Precisamente en materia comercial será en lo que más tenga que profundizar Sklenka, quien confiesa que para él lo más importante es reforzar la marca de la República Checa en Colombia porque “nos hemos estado durante tres años en este mercado y cuando uno no está en un mercado, prácticamente no existe”. Pero Sklenka no es nuevo en dar a conocer la marca checa por el mundo.

Foto: Marián Birošík, Public DomainFoto: Marián Birošík, Public Domain “Somos uno de los países de Europa con mejores incentivos para los inversores extranjeros y uno de los ejemplos es que solamente en el año pasodo hemos traído de mi anterior destino en Corea del Sur dos inversores importantes: Nexen, el productor de neumáticos, y Hyundai Motor, productor de componentes para el sector automotriz. Que van a representar en su fase final más de dos mil millones de euros en inversión y más de 2.000 nuevos puestos de trabajo. Esas compañías podían haber ido a otro país de Europa, pero han elegido la República Checa”, comenta orgulloso.

Colombia, puerta de Latinoamérica a Europa

María Ángela Holguín, foto: Longin Wawrynkiewicz, Wikimedia CC BY-SA 3.0 PLMaría Ángela Holguín, foto: Longin Wawrynkiewicz, Wikimedia CC BY-SA 3.0 PL Colombia ofrece a la República Checa un mundo de posibilidades, y viceversa. De ahí el especial interés en reabrir la embajada en 2013, acrecentado por la visita en marzo del pasado año de la canciller colombiana, María Ángela Holguín, a Praga para estrechar lazos entre ambos países. Como explica Sklenka, ser parte del mercado único europeo en el que hay 500 millones de habitantes y posibles consumidores, además de las conexiones históricas de Chequia con países con un gran potencial como Rusia, Ucrania o Azerbaiyán, son las grandes bazas de del país para su promoción exterior. Pero, ¿qué puede ofrecer Colombia a los inversores checos?

“Si uno mira las estadísticas, uno se puede dar cuenta de que Colombia, en el año 2003, atrajo más de 17.000 millones de dólares de inversión directa, lo que ha hecho de Colombia uno de los países más atractivos de la región. También el riesgo país está en BBB-, lo que es también uno de los mejores indicadores, y por último, según el último estudio del Banco Mundial, Colombia es el país que mejor protege las inversiones extranjeras en toda América Latina. Estos puntos de vista hacen de Colombia un país muy atractivo para las inversiones extranjeras y checas”, sentencia Sklenka.

Potenciar la cultura checa

Bogotá, foto: Jose David Parra, CC BY-SA 2.0Bogotá, foto: Jose David Parra, CC BY-SA 2.0 Las relaciones diplomáticas y el comercio internacional no serán los únicos cometidos de la delegación en Bogotá, de la que se pretende hacer un foco de promoción de la cultura checa, pues, como resalta Sklenka, “la Educación es tan importante como el comercio”. Por esa razón, la intención es intercambiar grupos de danza, de música y hacer presentaciones de pintura y fotografía. Y todo con un claro objetivo: Potenciar la marca de la República Checa y de la cultura checa en Colombia, pero también utilizarla como instrumento para atraer gente importante del Gobierno y del sector privado, para hacer más negocios, inversiones, conocernos mejor y tener más interacción personal entre checos y colombianos.

La embajada checa en Bogotá, foto: Archivo del Ministerio de RR.EE.La embajada checa en Bogotá, foto: Archivo del Ministerio de RR.EE. En esta difícil misión cultural, Sklenka no estará solo. Cuenta con la ayuda de AsoCheca, la Asociación de Checos y de Amigos de la República Checa en Colombia. Fundada en 2009, tiene como objetivo no solamente poner común a toda la gente de origen checo, sino a todos los colombianos que se interesen por la República Checa.

La acción de la embajada checa en Bogotá no solamente se limitará al ámbito colombiano, sino que será también la representación de la República Checa para Panamá y Costa Rica. Una delegación que se antoja complicada y de la que Sklenka confiesa que “nunca vamos a tener la capacidad financiera y personal para poder viajar con la frecuencia que se necesitaría para realmente fortalecer las relaciones bilaterales”.

“Lo que nuestro Gobierno ha decidido, abrir la embajada en Bogotá, mandar allá un embajador, es una clara señal frente al gobierno colombiano diciendo “nosotros apoyamos plenamente todo el proceso de paz y estabilidad política-económica en su país”. Nos gustaría que Colombia en un futuro no muy lejano pudiese hacer lo mismo, reabrir su embajada en Praga”.

Se abre así un tiempo nuevo para las relaciones entre la República Checa y Colombia. Un nuevo impulso en el que ambos países podrán colaborar mejor y estrechar sus lazos en materia económica y diplomática.