Varias compañías piden un nuevo acuerdo de sus clientes para operar con sus datos personales

Independientemente de que la directiva de la Unión Europea para la protección de los datos personales entrará en vigor a finales de mayo de 2018, algunas compañías checas comienzas a pedir desde ya a sus clientes un nuevo acuerdo con el aprovechamiento de sus datos personales, que respondiera a la nueva norma. Así informó Šárka Gregorová, de la compañía Schaffer & Partner. Su acuerdo deberán darlo millones de personas. Su banco de datos deberán renovarlo por ejemplo las tiendas on-line, consultorios médicos, escuelas, así como centros de trabajo.

En caso de que las compañías no logren obtener un nuevo acuerdo de sus clientes antes de entrar la directiva en vigor, deberán borrar los datos personales de esas personas de su banco de datos. En caso contrario podrían ser sancionadas y tener que pagar hasta 20 millones de euros de multa. La nueva directiva comunitaria quiere que las personas estén mejor informadas sobre las compañías que operan con sus datos personales, con qué objetivo, y por cuanto tiempo.