Un niño en un centro de acogida es 6 veces más caro que atender a su familia

La estancia de un niño en un centro de acogida del Estado es en promedio seis veces más caro que trabajar sobre el terreno con su familia. Mientras que para la asistencia social de las familias con problemas el Estado gasta mensualmente 286 euros por caso, el cuidado institucional del menor sale en promedio a 1.770 euros.

Es lo que muestra el nuevo análisis del sistema de financiación de los niños con problemas en la República Checa, encargado por el Ministerio de Trabajo. Este tipo de gastos ascendieron en 2016 a 427 millones de euros.