Soldados seguirán velando por el almacén de municiones de Květná

El almacén de municiones de Květná, en Bohemia Oriental, seguirá siendo vigilado hasta finales de este año por militares, según ha sido decidido por el Gobierno en dimisión checo en su sesión de este miércoles. A ese lugar fueron trasladadas las municiones que no fueron afectadas durante las explosiones de los depósitos de Vrbětice, en Moravia, en otoño de 2014.

Originalmente se había contado con que los soldados se quedarían en Květná hasta finales del presente mes de junio, pero el Gabinete consideró necesario prolongar esa misión. Unos 86 militares profesionales ayudarán a la Policía hasta diciembre próximo a velar por la seguridad en el área de Květná y sus alrededores.