Sobotka aplaudió las palabras de Juncker sobre doble calidad de los alimentos

El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, aplaudió que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, apoyara la coherencia de la parte occidental y oriental de la Unión Europea y rechazara las prácticas de la doble calidad de los productos alimentarios en los países miembros.

Juncker recalcó en el Parlamento Europeo este miércoles que una doble calidad de los alimentos en los países de la Unión Europea es inadmisible. Añadió que los checos deben tener en el chocolate la misma cantidad de cacao que otras naciones, los eslovacos la misma cantidad de pescado en los deditos de pescado, y los húngaros la misma cantidad de carne en los productos cárnicos procesados.

Juncker incluyó el problema de la doble calidad de los alimentos, criticada desde hace tiempo por Chequia y Eslovaquia, en su Informe sobre el Estado de la Unión Europea, presentado en la mitad del período de funciones de su comisión.