Se rinde homenaje a las fuerzas liberadoras de la Segunda Guerra Mundial

Los principales políticos checos, veteranos de guerra y figuras culturales de la República checa se reunieron en el cementerio de Ďalblice en Praga el domingo para rendir homenaje a los soldados que dieron su vida para liberar al país de la ocupación nazi. Hay unos 160 soldados de diferentes nacionalidades enterrados en el cementerio.

A la ceremonia conmemorativa asistieron representantes del gobierno y el Parlamento, funcionarios del Ayuntamiento de Praga y miembros de la Unión de Luchadores por la Libertad.