Praga sigue rechazando las cuotas de redistribución de inmigrantes

La República Checa no cambiará su postura negativa en cuanto a las cuotas de redistribución de inmigrantes, a pesar de la amenaza de la Comisión Europea de llevar ante los tribunales comunitarios a los que no obedezcan dicha normativa. El Ministerio del Interior checo no dejará de realizar los controles minuciosos de los inmigrantes, que llegaron a Italia y Grecia, y podrían ser enviados a este país en base a la redistribución única de refugiados. Chequia que debería aceptar a 2.600 inmigrantes antes de septiembre, por el momento ha aceptado apenas a 12 personas.