Por un día se abrieron al público las sinagogas y cementerios judíos

Unas 50 sinagogas y cementerios judíos en Praga, Brno y otras ciudades de la República Checa se abrieron este domingo al amplio público, con motivo del Día de los Monumentos Judíos. Los intresados pueden visitar estos lugares de forma gratuita o pagando una suma simbólica, y conocer incluso lugares que normalmente permenecen cerrados. La actividad está centrada en monumentos en las regiones y no tan conocidos, por lo que en ella no están incluidos los edificios del Museo Judío de Praga, con excepcioón de la Sinagoga de Jerusalén. Abierto fue por otro lado el cementerio judío de Kolín que, después del Viejo Cementerio de Praga, es el segundo de mayor significado a nivel nacional, y el de Heřmanův Měštec, uno de los más antiguos del país. En la República Checa hay unas 200 sinagogas en total y 370 cementerios judíos.