Policías recogen jeringas usadas por drogadictos

En 38 ciudades de la República Checa más de 450 policías recogen este martes agujas y jeringas tiradas al suelo por los drogadictos después de haberlas usado. Los policías centran su atención sobre todo en los parques infantiles, campos deportivos, zonas de recreo y los alrededores de los puentes. En Praga los policías controlan también los vestíbulos y los alrededores de las estaciones de metro.

La actividad, denominada ‘Aguja’ se realizó por primera vez en el año 2015 en Praga y Brno. Paulatinamente se extiende a otras ciudades checas. Este año tiene lugar, además de en las ciudades mencionadas, en Ostrava, Pilsen, České Budějovice y Pardubice, entre otras. Además de la limpieza, la actividad persigue reducir el peligro de proliferación de enfermedades infecciosas.