Policía termina el entrenamiento en la frontera checo-alemana

La Policía ha puesto punto final al entrenamiento de dos días en la frontera checo-alemana, cuyo objetivo era verificar la disposición de los órganos de seguridad para hacer frente a una llegada masiva de refugiados a este país. Unos 300 policías realizaron controles aleatorios en los pasos fronterizos y detectaron 45 infracciones, deteniendo a tres personas y prohibiendo la entrada en este país a dos extranjeros.