Los residentes de Praga viven más que los del resto del país

Los residentes de Praga tienen una mayor longevidad que las personas que viven en otras partes de la República Checa. Las mujeres en la capital tienen una esperanza de vida de 82,7 años y los hombres de 78 años en promedio.

Las cifras son las calculadas para bebés nacidos en 2015 y 2016 y provienen de datos oficiales del gobierno citados por la Televisión Checa. Los bebés nacidos en la región de Ústí nad Labem tienen la esperanza de vida más baja, con la esperanza de vida de las mujeres situada en 79,5 años en promedio y la de los hombres en 74 años.