Los checos trabajan mucho, pero ganan poco

El jefe de los sindicatos checos, Josef Středula, ha pedido un aumento del 15% de los salarios para los maestros y del 10% para los demás empleados públicos.

La solicitud ha encontrado respaldo por parte del primer ministro, Bohuslav Sobotka, pero rechazada por el ministro de Finanzas, Ivan Pilný.

Los sindicatos han declarado alarma de huelga para defender los intereses de unos 600.000 empleados públicos y maestros. Según Středula, trabajan mucho, pero ganan poco.