Los carburantes encarecieron levemente

El precio de los combustibles aumentó levemente en la República Checa en el curso de la última semana. La gasolina Natural 95 cuesta 1,18 euros el litro como media, y el diésel se vende por 1,14 euros el litro, según datos publicados por la compañía CCS.

Los más bajos precios de los carburantes este año fueron registrados en julio, cuando un litro de gasolina Natural 95 costaba 1,15 euros en promedio y un litro de diésel 1,10 euros. Desde finales de julio los precios de los combustibles se fueron incrementando paulatinamente. Donde más caros salen la gasolina y el diésel actualmente es en Praga y en la región de Vysočina, en la Meseta Checo-Morava.