Las joyas de la corona checa se exponen

Siete representantes de la iglesia y el estado abrirán la cámara en la catedral de San Vito de Praga este lunes. En ella se guardan las joyas de la corona checa. Los valiosos artefactos se exhibirán al público el martes en la Sala Vladislav del Castillo de Praga, el sitio tradicional de la coronación de los reyes.

Las joyas de la corona son consideradas símbolo del estado y la historia checa y consisten en la corona de San Wenceslao, el orbe real y el cetro. Se mantienen permanentemente bajo llave en una caja fuerte reforzada y solo se exhiben en ocasiones muy especiales.

La exposición en el Castillo de Praga es parte de una gran exposición que marca el centenario del establecimiento de Checoslovaquia y está abierta al público de forma gratuita hasta el 23 de enero.