Las ciudades checas se visten de fiesta

En la mayoría de las ciudades de la República Checa comienzan a ser instaladas luces, pesebres y ángeles, anunciando que se aproximan paulatinamente las Fiestas de Navidad. Los ayuntamientos suelen destinar decenas de miles de euros a las decoraciones de los lugares públicos.

El Ayuntamiento de Praga destinó para ese fin 70.000 euros este año, mientras que la ciudad morava de Brno, la segunda más grande de la República Checa reservó 234.000 euros a la decoración navideña de las calles y plazas. Según informaciones del ayuntamiento local, en las calles de Brno se prenderá más de medio millón de bombillas.