La Policía desmantela una banda internacional de fabricantes de drogas

La Policía en Chequia, Eslovaquia, Polonia y Ucrania detuvo a 44 personas, miembros de un grupo internacional de fabricantes de metanfetamina. Los policías buscan a otras tres personas involucradas en el negocio. La banda conseguía en Polonia los medicamentos necesarios para la fabricación de droga, en Eslovaquia los fármacos eran procesados y en Chequia fabricaban de ellos pervitín, la droga más extendida en Europa Central.

En un laboratorio en el norte de Moravia fueron fabricados centenares de kilos de ese estupefaciente. Según la Policía, el caso es extraordinario por la gran cantidad de droga fabricada y por la distribución del trabajo en su producción entre ciudadanos de varios países. Además de ciudadanos de los estados mencionados fueron inculpados varios vietnamitas que ayudaban con la cocción del pervitín. Se calcula que la droga terminaba en países de Europa Occidental.