La inflación se desaceleró en febrero hasta el 1,8%

Los precios al consumo crecieron interanualmente en la República Checa en un 1,8% en febrero, es decir, un 0,4% menos que enero, y la menor cifra desde noviembre de 2016. Ha informado sobre el tema el Instituto Checo de Estadísticas.

Es el cuarto mes consecutivo en la que la inflación va reduciendo su ritmo. Esta tendencia se debe al abaratamiento de los alimentos y los servicios telefónicos, así como el menor crecimiento de las bebidas alcohólicas.