Fracasaron las negociaciones sobre el futuro Gobierno

La Socialdemocracia anunció el fin de las negociaciones sobre el futuro Gobierno con el ganador de las elecciones, el movimiento ANO. El proceso de negociaciones fue marcado por discrepancias sobre la composición del gabinete. La Socialdemocracia exigía la ausencia del jefe de ANO, Andrej Babiš, en el futuro gabinete. Babiš está siendo investigado por un supuesto fraude con fondos europeos.

Jan Hamáček, jefe de los socialdemócratas, sostiene que su partido estuvo dispuesto a llegar a un acuerdo a través de concesiones y propuso la posibilidad de ausencia del jefe socialdemócrata en el gabinete. Sin embargo, para el movimiento ANO fue fundamental la cuestión del Ministerio de Interior. Este fue exigido por la Socialdemocracia, que lo consideraba clave para garantizar el proceso judicial independiente con Babiš.

Babiš dijo que el movimiento ANO se mostraba muy flexible y tolerante a lo largo de las negociaciones. Ofreció a la Socialdemocracia cinco Ministerios a pesar de que esta recibió en las elecciones solo el 7% de los votos.