El superávit del presupuesto de 2016 fue mayor de lo que se pensaba

Las cuentas públicas acabaron en la República Checa el año pasado con un superávit mayor del que se pensaba. El saldo positivo fue del 0,73% del PIB, y no del 0,58%, según el Instituto Checo de Estadística.

Así pues, el presupuesto estatal acabó con números negros de 1.350 millones de euros, 286 más de lo que atestiguaban las primeras estimaciones. Este año se espera un déficit del 0,4%.