El sueldo medio checo asciende a 1.125 euros

El salario promedio de la República Checa se incrementó en el segundo trimestre del año en un 7,6% hasta alcanzar los 1.125 euros brutos, informa el Instituto Checo de Estadística. Después de impuestos queda un salario neto de 855 euros.

Los empleados checos se benefician así de un aumento promedio de 80 euros brutos mensuales. Si descontamos la inflación, el incremento de sueldos es en realidad del 5,3%. El crecimiento es algo mayor que lo predicho por los expertos.