El registro electrónico de transacciones entra en funcionamiento sin problemas.

Durante el primer día de funcionamiento el sistema de registro electrónico de transacciones (EET) no ha sufrido ningún percance técnico. Las más de 37.000 empresas que han comenzado a utilizarlo en esta primera fase emitieron 2,8 millones de recibos, que fueron inmediatamente evidenciados por la Administración Pública, que efectuó automáticamente el pago del IVA. De momento el sistema es obligatorio para restaurantes y hoteles. Hasta 92 personas denunciaron que no habían recibido la cuenta según las nuevas reglas. El registro electrónico de transacciones es la principal medida del ministro de Finanzas, Andrej Babiš, para aumentar la recaudación por IVA.