El Estado comprará parte del monasterio de Sázava

El Estado checo comprará una parte del recinto del monasterio de Sázava, propiedad de los benedictinos desde que les fuera devuelto tras la ley de restituciones a las iglesias por los bienes embargados durante el comunismo.

El conjunto arquitectónico tiene tres propietarios: el Estado y dos instituciones religiosas, lo que hace difícil su administración. El edificio del convento es al mismo tiempo de la abadía y del Instituto Nacional de Monumentos.