Del nuevo presidente dependerá la futura orientación de Chequia, escribe Denník N

Los comicios presidenciales en la República Checa decidirán si el país estará subordinado en el futuro a la alianza antidemocrática del actual mandatario Miloš Zeman, y el primer ministro Andrej Babiš, con los extremistas. Así lo escribió el diario eslovaco Denník N.

Zeman necesita supuestamente el apoyo de Babiš para llegar a ser reelecto y Babiš necesita el respaldo de Zeman para poder seguir a la cabeza del Gobierno, que no cuenta todavía con el voto de confianza de la Cámara Baja. Para ambos resulta necesario el apoyo de los comunistas y de la extrema derecha, y están dispuestos a ofrecerles una participación en el poder para lograr sus metas, sostiene el matutino eslovaco.