Cuatro checas condenadas en Gran Bretaña por intimidar a testigo

Un Tribunal británico impuso penas de entre dos y ocho años de prisión a cuatro checas por intimidación a un testigo. El hombre había denunciado a las mujeres por tráfico de personas.

Las mujeres que forman parte de banda organizada, se reconocieron culpables. Las condenadas trajeron a Gran Bretaña en el pasado a un grupo de siete hombres a los que obligaban a trabajar y, bajo amenazas y violencia, les quitaban el sueldo. El hombre denunció a las mujeres hace dos años. Éstas lo forzaron más tarde a firmar una declaración de juramento en falso.