Cientos de personas rinden homenaje a las víctimas de Lidice

Funcionarios del Gobierno, veteranos de guerra, representantes de la vida pública y cultural asistieron a una ceremonia conmemorativa del 76 aniversario de las víctimas de Lidice, aldea arrasada por los nazis durante la Segunda Guera Mundial.

El primer ministro, Andrej Babiš, dijo que la masacre de los habitantes de la aldea en 1942 debería servir como una advertencia para las generaciones futuras.

En su discurso, el primer ministro hizo hincapié en el papel de la UE y la OTAN para garantizar la paz en el continente. El jefe de la Unión Checa de Luchadores por la Libertad Jaroslav Vodička señaló que la atrocidad de Lidice había tocado a personas de todo el mundo y que muchas ciudades ahora llevaban el nombre de Lidice en memoria de la aldea que fue borrada de la faz de la Tierra.