Chequia enfrentará una profunda crisis política, afirma Sme

La República Checa se encamina a una prolongada crisis política que, en vista al rol clave del presidente de la República, podría asemejarse al golpe comunista en Checoslovaquia en febrero de 1948. Lo escribe la edición de este jueves del diario eslovaco Sme en relación al desarrollo en torno a la formación del nuevo Gobierno en Chequia tras las elecciones generales, cuyo ganador es el movimiento ANO.

El líder del movimiento ANO, Andrej Babiš, al que el presidente encargó formar el nuevo Gabinete, podría seguir siendo primer ministro teóricamente cuatro años sin que la Cámara Baja le diera su moción de confianza, escribe el matutino. Un Gobierno en la minoría y sin la confianza del Parlamento es, desde el punto de vista político, algo que se asemeja a un golpe de Estado, afirma el periódico eslovaco Sme.