Babiš: El Pacto fiscal europeo no será una carga para Chequia

La suscripción de Pacto fiscal europeo no tendrá ningún impacto negativo en la República Checa y no será una carga para este país. Así lo dijo el primer ministro checo en dimisión, Andrej Babiš, en un encuentro con los senadores este jueves. Babiš agregó que la ratificación del acuerdo, aprobada por el Gobierno checo este miércoles, puede influir de forma favorable en la imagen de la República Checa dentro de la Unión Europea.

El jefe del Gobierno checo recalcó ante los senadores que no se puede ser negativo frente a todo y sostuvo que la ratificación del Pacto fiscal europeo no tiene nada que ver con la entrada en la eurozona. Chequia, según Babiš, continúa rechazando la adopción del euro, por considerar que la zona euro debería ser reformada primero. El Pacto fiscal europeo, o Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria, fue firmado en marzo de 2012 por 25 estados comunitarios, con excepción del Reino Unido, Croacia y Chequia, y entró en vigor el 1 de enero de 2013.