Babiš demandará a Eslovaquia en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

El primer ministro checo, Andrej Babiš, quien fue nombrado nuevamente para el cargo este miércoles, afirmó que demandaría a Eslovaquia en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por las denuncias de que había sido informante de la policía secreta de la era comunista.

El Tribunal Regional de Bratislava rechazó en febrero pasado una petición de Babiš, quien consideraba que había sido incluido erróneamente como agente de la policía secreta de la era comunista de Checoslovaquia en los registros del Instituto Nacional de Memoria Eslovaco, que maneja los archivos históricos.

Babiš, un empresario eslovaco que ahora tiene ciudadanía checa, sostiene que, como empleado de una empresa de comercio exterior, se había reunido con la policía secreta, pero nunca se había comprometido a cooperar.