Una mujer encabeza la unidad química checa en Afganistán

Una mujer, especialista militar, encabeza la unidad de expertos checos en protección química, que este martes partió desde la República Checa con destino a Afganistán. Es la primera vez en la historia nacional que Praga encarga a una mujer la responsabilidad por el cumplimiento de tareas militares especiales en el exterior.

Věra Bielská, foto: Ivana BernáthováVěra Bielská, foto: Ivana Bernáthová La capitana Věra Bielská encabezará en Afganistán la unidad química que goza de gran prestigio entre los especialistas de la OTAN. En la Guerra del Golfo, por ejemplo, los expertos de esta unidad fueron los únicos en detectar gases tóxicos en el desierto y que advirtieron a las tropas aliadas de este peligro.

Bielská que trabaja desde hace siete años en la unidad química de Liberec, afirma que la actual tarea representa para ella un gran reto, más aún cuando es la primera mujer checa a la que le fue conferido el mando de una unidad en el exterior.

”Lo más importante será conservar una alta moral y el compañerismo entre los soldados que cumplirán conmigo la misión en Afganistán. Para sobrevivir en un país donde hay conflictos armados, es indispensable concentrarse en el cumplimiento de las tareas que nos fueron encargadas. Siento una gran responsabilidad por mis subordinados, por lo que no admito que pueda pasarnos algo malo”.

Foto: army.czFoto: army.cz A la unidad de Bielská le fue encargado el reconocimiento químico y biológico en determinadas zonas de Afganistán y el análisis químico de muestras sospechosas de drogas y explosivos.

Los militares checos participan en la misión internacional ISAF en Afganistán desde el año 2002, cuando fue enviado a ese país un hospital de campaña y una unidad de fuerzas especiales. Posteriormente se adhirió a esta ayuda la unidad química de Liberec y en los últimos cuatro años Chequia envía a Afganistán también especialistas en agricultura, construcción, industria textil y enseñanza que participan en la reconstrucción del país.

Sin embargo, la presencia militar checa en Afganistán se va reduciendo. Mientras que el año pasado hubo en ese país 720 soldados checos, este año se cuenta con un total de 640 militares y el próximo año con un máximo de 539 soldados, incluidos los especialistas químicos.

La misión internacional ISAF en Afganistán debería terminar a finales de 2014, cuando la parte afgana asumirá plena responsabilidad tanto por la seguridad como por el desarrollo económico del país. Durante ese último año integrarán las fuerzas internacionales ISAF en Afganistán unos 340 soldados checos.