Una mini cervecería en un contenedor

La sed de cerveza en una playa desierta de Camboya fue lo que llevó a un grupo de checos a idear una cervecería en un contenedor.

Libor Pavelec, foto: ČTKLibor Pavelec, foto: ČTK Una mini-cervecería en un contenedor móvil es el sueño de todo amante de esta espumosa bebida. El invento fue pensado por primera vez para abastecer a equipos de trabajadores destinados lejos de casa, y distantes de cualquier establecimiento que venda cerveza.

Libor Pavelec, autor de la mini-cervecería, ahora vendida por la firma Well Service, comentó a iRozhlas cómo surgió la idea.

"Se nos ocurrió durante un viaje de trabajo a Camboya, cuando yo y mis compañeros nos preguntamos cómo conseguir una fuente de cerveza lo más cerca posible de la playa", explicó. "Fue entonces cuando recordé que bajo el comunismo las empresas checas fabricaban estas mini-cervecerías en contenedores para nuestros trabajadores en el extranjero, para geólogos y trabajadores que perforaban en Siberia, porque no querían que nuestros muchachos bebieran demasiado vodka ".

La cervecería de contenedores móviles es fácil de mover y fácil de operar. Todo lo que necesita es una fuente de agua, una fuente de electricidad y un sistema de eliminación de residuos. En el precio vienen los ingredientes necesarios y un maestro cervecero para ayudar a iniciar su funcionamiento con éxito.

Foto: ČTKFoto: ČTK El precio de la cervecería de contenedores móviles es de 100.000 euros y produce alrededor de 8.000 litros de cerveza al mes. Pavel Poživil, que vende el producto, asegura que no sólo es práctico, sino también económico.

"Los costos de producción son alrededor de 20 céntimos por medio litro de cerveza, lo que significa que con esta cervecería podemos hacer cerveza que es 40 céntimos más barata por litro que el precio de mercado".

Well Service no es la primera empresa en poner una mini-cervecería móvil en el mercado. Hace unos años otra empresa lo intentó pero no pudo encontrar clientes para su producto. Pavel Poživil dice que no está preocupado por la perspectiva del fracaso.

Foto: ČTKFoto: ČTK "La otra mini-cervecería móvil era dos veces más cara que la nuestra. La nuestra es más barata, más fácil de operar y más móvil, así que no creo que debamos tener problemas para encontrar clientes", sostuvo.

Otra ventaja de la mini-cervecería es que los propietarios pueden elaborar cerveza según su gusto y experimentar con diferentes tipos de esta bebida. La directora ejecutiva de la Asociación Checa de Cervecerías y Casas de Malta, Martina Ferencová, dice que depende mucho de las habilidades de la cervecera.

"Acogemos con beneplácito cualquier actividad que ayude a las exportaciones de cerveza checa y contribuya a su buena reputación en el mundo", señaló. "Por otro lado, la cerveza checa se ha ganado su reputación gracias a los ingredientes de primera clase, excelentes maestros cerveceros y el máximo respeto por la tradición de la fabricación de cerveza. No estoy absolutamente seguro de si una mini-cervecería de contenedores puede satisfacer esos altos requisitos".

Well Service espera que debido al pequeño tamaño de sus contenedores y su fácil movilidad su producto encuentre muchos clientes en el extranjero y en septiembre la cervecería de contenedores móviles realice su primer viaje de ventas a Rusia.