Un nuevo mapa subraya la importancia de los bosques vírgenes en Europa

Un proyecto a escala europea, que ha contado con participación checa, ha registrado y situado los pocos bosques vírgenes que quedan en el continente, lo que resulta fundamental para su protección.

Foto ilustrativa: stokpic /Pixabay CC0Foto ilustrativa: stokpic /Pixabay CC0 Los bosques vírgenes, es decir, aquellos que permanecen sin haber sido afectados por la impronta del ser humano, son una rareza en Europa. Suman apenas medio millón de hectáreas, el 0,5% del total de superficie forestal. Aun así son un tesoro ecológico por la biodiversidad que ofrecen.

Ante la necesidad de proteger estos frágiles ecosistemas, un equipo internacional de ecólogos, biólogos y técnicos forestales ha elaborado el primer mapa de bosques vírgenes de Europa.

Miroslav Svoboda, coautor del proyecto por parte de la Universidad Agrícola de Praga, da una primera impresión de lo que este mapa revela.

Prof. Ing. Miroslav Svoboda, Ph.D, foto: ČZUProf. Ing. Miroslav Svoboda, Ph.D, foto: ČZU “Aquí se va claramente como la concentración crece en dirección este o norte. Quien quiera ver bosques vírgenes tiene que ir a Escandinavia o en su caso a los Cárpatos o los Balcanes. El color indica el tipo de bosque. En Finlandia se trata por ejemplo de bosques boreales de coníferas, como píceas o pinos. En nuestros bosques de Europa Central son a menudo bosques de hoja caduca, especialmente de hayas, en algún caso de abetos. Esos son los tipos de bosques que se han conservado aquí en Europa Central”.

En resumen, los bosques vírgenes se han conservado mejor en las zonas de Europa menos habitadas. Los datos recabados también muestran una imagen desalentadora de cara a su protección, indica otros de los participantes del estudio, Martin Mikuláš.

“Como ejemplo podemos poner la densidad, un valor que se calcula sobre todo a partir del número de hectáreas. Las localidades con bosques vírgenes tienen una extensión promedio de varias decenas de hectáreas, de ahí que sea tan difícil protegerlos. En el caso de la biodiversidad, si nos ponemos a proteger un bosque de 50 hectáreas, no tiene ningún sentido, porque las especies que allí viven van a ir desapareciendo, ya que el bosque es demasiado pequeño y no tienen suficiente espacio”.

El mapa será útil a la hora de identificar los bosques vírgenes y tomar medidas de cara a su protección, ya que en muchos casos los respectivos Gobiernos no disponen de una normativa clara. Los autores del estudio advierten de hecho que a menudo la madera de estas joyas forestales es explotada de forma legal, incluso aunque formen parte de Parques Nacionales.