Un atentado del EI, entre los principales miedos de 2018

Nuevos atentados del Estado Islámico, los impactos de la guerra en Siria, o la evasión de impuestos, es lo que más temen los checos en 2018.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRoFoto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRo A lo que más temen los ciudadanos de la República Checa de cara a este nuevo año 2018 son los nuevos ataques que pueda perpetrar el Estado Islámico en Europa. Así lo demuestran los resultados de una reciente encuesta realizada por la compañía Median para la Radiodifusión Checa.

Esta eventualidad preocupa al 68% de los encuestados. En comparación con la situación de hace un año, se trata del mayor aumento del número de personas que han expresado este tipo de temor, según recalca el sociólogo Přemysl Čech, director de Median.

”El aumento de este tipo de temor se debe con mayor probabilidad a que en 2017 tuvieron lugar actos muy desfavorables y ataques terroristas. Además, a los ciudadanos se ofrece información detallada sobre esos acontecimientos”.

El 25% de los checos cree que el peligro de eventuales ataques terroristas no es tan grave, aunque el propio presidente checo, Miloš Zeman, exhortó en su discurso navideño a una lucha más intensa contra el Estado Islámico.

”En cuanto a la Alianza Noratlántica, creo que debería ser mucho más activa, sobre todo en la lucha contra el terrorismo islámico”.

Miloš Zeman, foto: Filip Jandourek, ČRoMiloš Zeman, foto: Filip Jandourek, ČRo A los ciudadanos les preocupa asimismo el cambio climático y los eventuales impactos que puedan tener sobre la República Checa y Europa en general el conflicto bélico en Siria, y los enfrentamientos en otros países de Asia y en África. Otro tema que provoca desasosiego entre los checos es la incesante ola de migración ilegal, indicó el sociólogo Přemysl Čech.

”Entre los ciudadanos registramos una fuerte preocupación de que a raíz de la migración ilegal puedan llegar a debilitarse los valores europeos y cristianos. Entre otros factores de importancia los ciudadanos plantearon su inquietud frente a la eventual evasión de impuestos. Las personas consideran lamentable que el dinero desaparezca quien sabe dónde y que luego pueda faltar en el presupuesto nacional”.

Independientemente de todos los problemas que pueda haber, el 40% de los checos tiene la esperanza de que el año 2018 les traerá algo positivo y que será mejor que el anterior. Por otro lado, uno de cada seis ciudadanos prevé un empeoramiento de su situación. Přemysl Čech afirma que las opiniones de los ciudadanos dependen mucho de la edad.

”Entre las personas menores de 45 años la mayoría tiene la confianza de que el año 2018 será mejor que el 2017. A su vez, entre las personas mayores de 60 años sólo una cuarta parte espera que se produzcan cambios positivos en 2018. O sea que las personas de la tercera edad son más pesimistas”.

En términos generales, las posturas de los checos no han cambiado mucho en comparación con el pasado, según se desprende del estudio realizado por la agencia Median para la Radiodifusión Checa. A pesar de los conflictos armados que tienen lugar en varios países del mundo, el 39% de los encuestados respondió que para 2018 esperaba una mejora general de la situación. Hace un año se había manifestado de la misma manera el 40% de los checos. En la reciente encuesta de Median participaron unas 1.000 personas mayores de 18 años.

Cada domingo podrán votar y escoger entre cinco canciones que iremos presentando a lo largo de la respectiva semana. (Más)