Tribunal mantiene al primer ministro checo en lista de agentes comunistas

El primer ministro en dimisión, Andrej Babiš, permanecerá en la lista de antiguos agentes de la Policía Política de la era comunista. Así lo indica el fallo de un tribunal de Eslovaquia.

Andrej Babiš, foto: ČTKAndrej Babiš, foto: ČTK El Tribunal Regional de la ciudad de Bratislava, Eslovaquia, se ha negado a borrar al primer ministro en dimisión checo, Andrej Babiš, de la lista de agentes de la Policía Secreta comunista.

El nombre de Babiš apareció como resultado de una investigación del Instituto de la Memoria Nacional de Eslovaquia, país de origen del político. Andrej Babiš rechaza toda acusación y ha anunciado que presentará cargos contra una serie de instituciones.

“De seguro demandaré al Ministerio del Interior, o bien al Servicio de Inteligencia, o eventualmente al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Me opongo al veredicto, porque nunca colaboré con la Policía Política, nunca firmé nada. Definitivamente me defenderé ante los Tribunales”.

Este fallo, que se considera como definitivo, fue emitido por el Tribunal Regional a finales de enero, pero se hizo público este martes, y respondió a una solicitud del Tribunal Constitucional que desconoció un veredicto anterior por encontrar poco fiables a los testigos.

La aparición del nombre de Babiš entre los agentes de la Policía Política es un asunto demostrado, según dijo Jerguš Sivoš del Instituto de la Memoria Nacional.

“De acuerdo con los documentos que tenemos a disposición hemos podido demostrar ante el Tribunal que la inscripción en el registro de la Policía Política es un asunto claro y justificado”. Andrej Babiš sostiene que en los tribunales de Eslovaquia se han cometido errores que han perjudicado a muchas personas, y es por eso que seguirá luchando hasta limpiar su nombre.

El Instituto de la Memoria Nacional de Eslovaquia, foto: Wizzard CC BY-SA 4.0El Instituto de la Memoria Nacional de Eslovaquia, foto: Wizzard CC BY-SA 4.0 De acuerdo con el fallo del Tribunal Regional, Andrej Babiš permanecerá registrado como antiguo agente de la nefasta Policía Política del desaparecido régimen comunista checoslovaco.

Nacido en Eslovaquia, Babiš se mudó a Praga en 1990 donde fundó la empresa Agrofert, gracias a la que se convirtió en uno de los hombres más ricos del país.

En 2011 dio inicio a su carrera política que posteriormente le llevó a vice primer ministro y ministro de Finanzas. En las elecciones generales de octubre su movimiento ANO fue el más votado, por lo que el presidente de la República, Miloš Zeman, le nombró primer ministro y le encargó la formación del nuevo Gobierno.

Babiš afronta un proceso por sospechas de corrupción, por un supuesto abuso de subvenciones europeas. Esto le costó la inmunidad parlamentaria y la oposición política ha declarado que no le dará el voto de confianza a su Gabinete en la Cámara Baja en un próximo segundo intento.