Solo el Pilsen triunfa

Solo el Pilsen triunfó entre los clubes checos en la segunda jornada de la fase de grupos de la Europa League. El Slavia empató, mientras que el Zlín sufrió una goleada.

Foto: ČTKFoto: ČTK El Viktoria Pilsen logró su primera victoria en el grupo G de la Europa League tras derrotar en casa al Hapoel B. Sheva por 3-1.

Los cerveceros sentenciaron el partido hasta a un cuarto de hora del pitido final, cuando Kopic batió a Goresh en el minuto 76 y Bakoš selló la victoria en la recta final del partido.

El autor del primer gol rojiazul, Milan Petržela, (min. 29) resaltó el hecho de que el Pilsen cumpliera el deber de ganar en casa.

“En casa queremos ganar contra cualquier rival. Sabíamos que contra el Hapoel podíamos jugar un partido igualado como mínimo. En casa siempre queremos ganar y sumar puntos”, dijo.

También el Slavia de Praga puede estar satisfecho tras traer un punto del césped artificial de la cancha del Astana.

Foto: ČTKFoto: ČTK Aunque el campeón checo pudo haber logrado un resultado mejor al marcar gol y estrellar dos veces el balón contra el larguero tras la primera media hora de la contienda.

Pero los kazajos lograron poner tablas poco antes del descanso y en la segunda parte buscaban con insistencia la victoria, así que los rojiblancos se conformaron al final con el empate, según indicó el centrocampista Jan Sýkora.

“Aquí se sacan puntos difícilmente. En la segunda mitad pudimos ver que el Astana controlaba bien el balón. Hemos tenido más ocasiones y posesión en la primera parte. Pero tras la pausa ellos mostraron su fuerza. Así que el empate es justo”, señaló.

El peor resultado entre los equipos checos lo sufrió el Zlín que cayó por 0-3 en la cancha del Lokomotiv Moscú.

El equipo ruso decidió sobre su victoria en los primeros 17 minutos del encuentro gracias a la fenomenal contundencia del portugués Fernandes que logró marcar el triplete más tempranero en la historia de la Europa League.

Foto: ČTKFoto: ČTK El Zlín, que es novato en las copas europeas, pudo estar satisfecho de no haber sufrido una goleada aún peor en Rusia, según reconoció el entrenador Bohumil Pánik.

“Siempre suelo decir uno no puede ganar la fórmula uno con un simple Škoda ajustado. A lo mejor podrás triunfar una vez de cinco mil competiciones, si los demás chocan o sufren problemas técnicos y se retiran. Ese es nuestro caso, no seamos ingenuos. Estamos trabajando pasito a pasito, pero eso tarda, no es posible lograrlo de un día para otro”, indicó.

En la próxima jornada, que se disputará dentro de tres semanas (19 de octubre), el Slavia viajará a España donde se enfrentará al Villareal, el Pilsen se medirá con el Lugano, en Suiza, mientras que el Zlín recibirá en casa al FC Copenhague.