Se detuvo el reloj astronómico de Praga

El reloj astronómico de Praga, uno de los monumentos de mayor atractivo de la capital checa, se ha parado por unos seis meses.

Petr Skála, foto: Eva TurečkováPetr Skála, foto: Eva Turečková A las 9 de la mañana de este lunes el reloj astronómico de Praga, situado en la fachada del Viejo Ayuntamiento, tocó la hora por última vez en largo tiempo. Las personas presentes en la Plaza de la Ciudad Vieja pudieron presenciar también por última vez el espectáculo que cada hora ofrece el reloj. Por unas ventanillas se asoman los doce apóstoles, otras figuras que decoran el reloj se mueven, y al final canta un gallo.

Parar el reloj fue indispensable para poder someter su mecanismo a mantenimiento, y que sus partes decorativas puedan ser restauradas, según sostiene Vít Hofman, portavoz de la Alcaldía Mayor de Praga.

”El reloj será desmontado pieza por pieza, hasta el tornillo más diminuto. Luego será trasladado a un taller, donde será sometido a una reconstrucción y restauración general”.

Una nueva etapa de reconstrucción del Viejo Ayuntamiento de Praga

Foto: Eva TurečkováFoto: Eva TurečkováEl retoque del reloj astronómico representa la segunda etapa de los trabajos de reconstrucción de todo el edificio del Viejo Ayuntamiento de Praga, que habían comenzado con su torre. De acuerdo a Petr Skála, maestro relojero que cuida del reloj astronómico desde hace unos 10 aňos, desmontar todas las piezas es una labor bastante exigente y puede tardar hasta un mes.

”Tengo que medir todo, elaborar unos detallados planos del reloj, marcar todas las piezas que lo componen. Este complicado mecanismo hay que desmontarlo con mucho cuidado, para que más tarde, al ser montado de nuevo, no surja problema alguno”.

El reloj astronómico recuperará su aspecto original

El portavoz de la Alcaldía de Praga, Vít Hofman, afirma que el mantenimiento del reloj es muy necesario.

“Algunas de las ruedas dentadas del reloj fueron soldadas antaño y no se ven bien. Además, nuestra intención es devolverle al reloj su aspecto original. Por ejemplo, las cadenas que sostienen las pesas del reloj queremos sustituirlas por unas cuerdas, ya que originalmente tenía justamente unas cuerdas”.

El reloj astronómico de Praga fue construido a comienzos del siglo XV por Mikuláš z Kadaně, más tarde lo perfeccionó Hanuš z Růže. Existen muchas leyendas y misterios relacionados con él. Hasta el presente no se sabe con precisión por ejemplo, cuándo aparecieron en él las figuras de los doce apóstoles que se asoman con cada hora por unas ventanillas, situadas por encima del propio reloj astronómico.

Según el maestro relojero Petr Skála, el reloj astronómico de Praga oculta ciertos secretos que podrían ser descubiertos justamente durante los trabajos de mantenimiento y restauración.

”Estoy convencido de que el reloj esconde muchos secretos que no han sido descubiertos hasta la fecha. O algunas de sus piezas pudieron haber pasado desapercibidas. Lo mismo vale para su parte mecánica”.

Los trabajos de reconstrucción del reloj y sus partes decorativas, incluidas las esculturas llevarán entre cinco y seis meses y su coste se calcula en más de 390.000 euros.

En el reloj volverán a ser instalados algunos de sus fragmentos de los años 60 del siglo XIX, que por algún motivo habían sido reemplazados por otros y luego depositados en el Museo de la Capital Praga. Así sucedió por ejemplo en 1945 cuando un fuerte incendio azotó el Ayuntamiento y daňó seriamente su reloj.

Para no afectar tanto a los turistas, la Alcaldía de Praga tiene programado instalar en el curso de un mes en la fachada del Viejo Ayuntamiento una enorme pantalla, en la que se proyectará el espectáculo con los apóstoles, así como imágenes de otros atractivos turísticos. Se calcula que unas 700 personas vienen cada hora a la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga para presenciar el espectáculo en el reloj astronómico.

Cada domingo podrán votar y escoger entre cinco canciones que iremos presentando a lo largo de la respectiva semana. (Más)