Se desvelan los datos de la Policía Política del régimen comunista

Uno de los episodios más oscuros de la historia de Checoslovaquia se encuentra ahora en Internet y al alcance de todo público. Los nombres, cargos, tareas y divisiones bajo los que se configuró el servicio de Policía Secreta del régimen comunista, adscrita al Ministerio del Interior, se encuentran ahora dispuestos en un archivo digital que revela abiertamente la información que una vez fue secreto de Estado.

Fuente: mvu.ebadatelna.czFuente: mvu.ebadatelna.cz Entre los años 1969 y 1990, tiempos de la Checoslovaquia comunista, funcionó el servicio secreto de policía conocido en checo por sus siglas StB que significan 'seguridad de Estado'. Esta Policía Política tenía como labor la estricta vigilancia y represión de reales y potenciales disidentes políticos.

Los personajes encargados de estos aparatos estatales, de ordenar y de llevar a cabo métodos de observación y castigo no serán ya un secreto para la sociedad. El Ministerio del Interior ha creado una aplicación web con la información veraz de la época, a la que puede acceder todo público. El representante de la directiva del Archivo de la Policía Secreta, Petr Zeman, nos cuenta un poco más.

"La aplicación web del Departamento Federal del Ministerio del Interior permite mostrar cómo ha sido la organización del Ministerio del Interior, cómo iba cambiando día tras otro y en ese sentido es única. También muestra el Departamento de Seguridad de Estado que estaba adjunto al Ministerio Federal, así como los jefes y los empleados particulares de ciertas divisiones".

La información incluida en la página data desde el año 1969 hasta 1990, cuando fue disuelto el servicio de la policía secreta. Zeman nos cuenta cómo está dispuesta la información en el servicio web según las fechas.

Foto ilustrativa: ÚSTRFoto ilustrativa: ÚSTR "Podemos ver que en la página la forma principal de orientación es el tiempo. En la parte de arriba se encuentra la línea del tiempo que muestra la organización del Ministerio Federal por año, siempre desde el primer día del año seleccionado hasta el primer día del año siguiente. O en la ventana a la derecha se puede buscar cualquier fecha".

Además, también tiene la opción de búsqueda en la que se puede rastrear a los empleados directamente por sus nombres. Si el servicio web halla el nombre entonces despliega un cuadro informativo con su foto, sus cargos, funciones, la división para la cual trabajaba y las fechas en las que se desempeñó.

Otra de las ventajas de este archivo digital, por llamarlo de alguna manera, es que revela los nombres verdaderos de los funcionarios que por mucho tiempo han permanecido encubiertos y que de otra manera los investigadores probablemente no revelarían. Petr Zeman nos comenta a quién principalmente está dirigida la aplicación.

"Espero que los resultados ayuden de una manera más clara a otros investigadores, como por ejemplo estudiantes interesados o que dediquen sus trabajos de grado al tema de la estructuración de algún tipo de unidad política. Evidentemente, está dirgido a profesores de historia, quienes pueden acceder directamente a las fuentes de donde se extrajeron los datos que están publicadas en la aplicación".

De esta manera, la aplicación puede ser aprovechada con motivos históricos y académicos, pero también personales. Agrega Zeman que los ciudadanos a quienes se les haya abierto algún expediente, que hayan sido sometidos a supervisión y vigilancia pueden rastrear, en caso de constatar los nombres reales, de quienes encargaron semejantes tareas e incluso pueden tener acceso a los expedientes que les fueron abiertos.