Rusia rebaja sus acusaciones de que Chequia pudo fabricar el veneno Novichok

El ministro checo de Relaciones Exteriores, Martin Stropnický, se reunió con el embajador ruso por el caso del Novichok. La diplomacia rusa ha calmado los ánimos después de acusar a varios países, incluida Chequia, de ser potenciales fabricantes de este gas nervioso.

Martin Stropnický, foto: Filip Jandourek, ČRoMartin Stropnický, foto: Filip Jandourek, ČRo El embajador ruso en Praga, Alexander Zmeyevski, fue llamado este miércoles a consulta por el ministro checo de Relaciones Exteriores, Martin Stropnický. El representante checo quería aclarar las declaraciones de Moscú acerca del gas nervioso Novichok. Según fuentes rusas, el veneno que fue usado para atentar contra el ex espía ruso Serguéi Skripal y su hija pudo haber sido fabricado en la República Checa.

Durante la reunión Zmeyevski documentó la afirmación lanzada por el Gobierno ruso, declaró después Stropnický.

“Rusia parte del hecho de que tenemos cierta tradición en la elaboración de armas químicas, lo que significa que nuestros laboratorios trabajan con algunas sustancias”.

La diplomacia rusa se esforzó por explicar que se trataba solo de un ejemplo, y una manera de decir que el Novichok, aunque originalmente de fabricación soviética, está al alcance también de otros países. Así comentó el encuentro el portavoz de la embajada rusa en Praga, Alexei Kolmakov.

Alexei Kolmakov, foto: archivo  de la Embajada Rusa en PragaAlexei Kolmakov, foto: archivo de la Embajada Rusa en Praga “La parte rusa ha proporcionado a la checa documentación que confirma las bases que tiene la afirmación rusa de que la República Checa tiene la posibilidad de dedicarse al desarrollo y fabricación de sustancias tóxicas de uso militar análogas a la que según el Gobierno británico se usó en el incidente de Salisbury. Queremos confirmar que no se trataba de ninguna acusación hacia Praga”.

Rusia disminuyó este miércoles la fuerza de sus acusaciones. La primera declaración, expresada en un documento oficial entregado a todas las delegaciones diplomáticas en Moscú, afirmaba que el veneno usado contra Skripal fue desarrollado por equipos de Suecia, Gran Bretaña, Estados Unidos y Chequia. El miércoles por la noche el alto diplomático ruso Vladimir Yermakov aseguró ante los embajadores extranjeros en Rusia que se trataba solo de un ejemplo y que no querían ofender a nadie.

El atentado de Inglaterra es uno de los temas principales de la cumbre de la Unión Europea que tiene lugar este jueves en Bruselas, y de hecho se espera que intervenga sobre el asunto también la parte checa.

Una historia de espionaje

Serguéi Skripal, foto: public domainSerguéi Skripal, foto: public domainEl Novichok es un gas nervioso altamente tóxico que, de acuerdo con la versión oficial hecha pública por el gobierno británico, fue empleado para atentar el pasado 4 de marzo contra la vida del antiguo espía ruso Serguéi Skripal y su hija, cuando ambos se encontraban en la ciudad de Salisbury.

Ambos fueron encontrados en estado catatónico y actualmente se hallan en estado crítico. Otras varias personas, como policías y enfermeros, resultaron afectadas de diversa gravedad por exposición a la sustancia.

Skripal fue un agente doble que colaboró con el MI6 británico, ayudándole a descubrir la identidad de unos 300 espías rusos. En 2004 fue detenido y más tarde condenado, para ser amnistiado y entregado en 2010 a Gran Bretaña en un programa de intercambio de espías.

Tras el atentado, Rusia ha negado toda implicación y ha rechazado dar explicaciones sobre el origen de la sustancia. El gobierno británico de Theresa May ha expulsado en respuesta a 23 diplomáticos rusos de Londres.

Cada domingo podrán votar y escoger entre cinco canciones que iremos presentando a lo largo de la respectiva semana. (Más)