Realidad y ficción sobre los refugiados en Chequia

La imagen de los checos sobre el origen y el número de los refugiados que se encuentran en el país no corresponde a la realidad, y la gente no entiende la diferencia entre la migración humanitaria y la económica.

Tereza Freidingerová, foto: GeoMigraceTereza Freidingerová, foto: GeoMigrace Las personas bajo protección internacional forman sólo un 0,03% del total de la población de los países del Grupo de Visegrád. El proceso para obtener asilo en dichos países es complicado y largo, y además los habitantes de Chequia, Polonia, Eslovaquia y Hungría, integrantes del grupo, se muestran en contra de recibir a nuevos solicitantes de asilo.

Eso a pesar de que el número de extranjeros en los países del Grupo de Visegrád es, en comparación con los países del Occidente de Europa, relativamente bajo y no sobrepasa el 5% del total de la población.

Un estudio elaborado por la organización humanitaria checa Hombre en Emergencia pretende arrojar luz sobre el asunto, ya que la cantidad de datos y estadísticas publicadas en los medios de comunicación puede causar confusión y malentendidos, según explica Tereza Freidingerová, coordinadora del estudio.

''Desde el año 2015, cuando la gente empezó a seguir el tema, han surgido muchos datos y estadísticas. Por desgracia, fueron muchas veces erróneos y malinterpretados. Se confundieron los datos sobre la migración humanitaria y la económica. Nuestro informe trata la migración humanitaria, o sea el caso de los asilos y los refugiados''.

Durante los últimos dos o tres años se ha registrado un creciente interés de la población checa en el tema de la migración y esa fue la razón de abordar el asunto, continua Freidingerová.

''Queremos ofrecer datos sobre la migración humanitaria de una manera comprensible. Nos centramos en el número de personas solicitantes de asilo y queremos explicar qué es la migración humanitaria en general''.

Por un lado el 80% de la población de los países del Grupo de Visegrád respalda la libre circulación de los ciudadanos europeos que pueden vivir, trabajar y estudiar en cualquier otro país de la Unión.

Por otro lado, el 40% se opone a la inmigración. Entre los países del Grupo de Visegrád los que más miedo tienen son los checos. Se trata casi de la mitad de la población.

Foto: Vito Manzari, CC-BY-2.0Foto: Vito Manzari, CC-BY-2.0 Sin embargo, el número de personas bajo protección internacional en la República Checa no corresponde con las fuertes emociones que suscita el tema, dijo Freidingerová.

''El año pasado había en la República Checa 2.558 personas bajo protección internacional. Hungría concedió 3.373 permisos de asilo, Polonia sólo 258 y en el caso de Eslovaquia se trata de 460 personas. O sea son cifras muy marginales y eso es lo que queremos demostrar''.

Entre los países con más solicitudes de asilo en la República Checa se encuentran Ucrania, Irán y Cuba y por ejemplo en Polonia, el mayor número de solicitantes es de Rusia. Eso significa que no se trata sólo de personas del Medio Oriente, como puede parecer de los medios de comunicación.