Presidente Zeman nombra al nuevo Gobierno checo

El presidente de la República Checa, Miloš Zeman, nombró este miércoles a los ministros del nuevo Gobierno de coalición checo. El acto se efectuó en el Castillo de Praga.

El nuevo Gobierno checo dirigido por Andrej Babiš, foto: Michal Kamaryt / ČTKEl nuevo Gobierno checo dirigido por Andrej Babiš, foto: Michal Kamaryt / ČTK Después de meses de intensas negociaciones fue nombrado el nuevo Gobierno checo dirigido por Andrej Babiš, y formado por su movimiento ANO y la Socialdemocracia. Los ministros prestaron juramento al presidente de la República, quien les felicitó por su nombramiento, al tiempo que agradeció al gabinete anterior por su trabajo.

Foto: ČTK/Krumphanzl MichalFoto: ČTK/Krumphanzl Michal ”En esta ocasión quiero agradecer al gobierno anterior, que ha trabajado como un equipo coherente, y espero que ese espíritu de colectividad caracterice también el trabajo de vuestro gabinete. Confío en que el nuevo Consejo de Ministros no querrá que se trate de imponer los intereses de un ministerio ante los otros. El 11 de julio intervendré ante la Cámara Baja a fin de manifestar respaldo a este, nuestro Gobierno”.

Entre los ministros nombrados por Zeman figuran entre otros Alena Schillerová, quien encabezará el Ministerio de Finanzas, Lubomír Metnar, quien asumió la Defensa, Robert Plaga, quien dirigirá el Ministerio de Educación, Juventud y Deportes, y Jan Hamáček, quien tendrá a su cargo el Ministerio del Interior y provisionalmente también el Ministerio de Relaciones Exteriores.

En su alocución en la ceremonia, el primer ministro, Andrej Babiš, prometió al presidente Zeman que su Gobierno defenderá en primer lugar la seguridad de los habitantes de la República Checa.

”Le prometo a Usted, y sobre todo a todos los ciudadanos de este país, que mi Gobierno luchará en primer lugar por la seguridad de nuestros habitantes. Y no sólo dentro de nuestras fronteras, lucharemos contra la migración ilegal, por nuestros intereses en Europa. También lucharemos contra la corrupción, el despilfarro, la burocracia. Queremos tener un Estado efectivo. Nuestro Gobierno hará lo posible para que los habitantes de Chequia tengan una vida mejor. El potencial de nuestro pueblo, de nuestro país, es enorme y nosotros tenemos la capacidad para figurar entre las sociedades más avanzadas de Europa, al igual que en el pasado, durante la presidencia de Masaryk”.

Las mayores discusiones en vísperas del nombramiento del nuevo Gobierno se habían llevado en torno a la dirección del Ministerio de Relaciones Exteriores. El Partido Socialdemócrata había propuesto al eurodiputado Miroslav Poche, y hasta el último instante había confiado en su nombramiento al cargo.

Miroslav Poche, foto: Filip Jandourek, ČRoMiroslav Poche, foto: Filip Jandourek, ČRo El presidente Zeman había insistido no obstante, y en repetidas ocasiones, que no nombraría a Poche ministro, entre otras cosas por su postura frente a la migración, que no responde a la política de Chequia en este tema. Poche había reconocido este martes que ya no contaba con encabezar el Ministerio de Relaciones Exteriores.

”En sus declaraciones para los medios de información el señor presidente había dicho claramente que no quiere nombrarme ministro de Relaciones Exteriores. Además, no cuento con estar entre los presentes en la ceremonia de nombramiento, porque no he obtenido una invitación oficial”.

El nuevo Gobierno de ANO y la Socialdemocracia no cuenta con apoyo suficiente en la Cámara Baja checa. Para llevar las riendas del país, deberá obtener el voto de confianza de los diputados, que pedirá el 11 de julio. Al nuevo Gabinete no le quedará otra que confiar en el respaldo de los diputados comunistas. El Partido Comunista decidirá sobre su eventual tolerancia del Gobierno de Babiš este sábado.