Praga critica ensayo nuclear de Pyongyang

La prueba nuclear realizada por Corea del Norte preocupa a Chequia, ya que agudiza la tensión en la zona.

Foto: ČTKFoto: ČTK El ensayo de una bomba de hidrógeno, anunciado por la Televisión Estatal de Corea del Norte este domingo, ha provocado una ola de críticas en todo el mundo, incluida la República Checa.

Se trata de la sexta prueba nuclear que el régimen de Pyongyang realizó desde 2006, lo que tiene como resultado la agudización de la tensión en la zona asiática, recalcó el jefe del Gobierno checo, Bohuslav Sobotka, en un debate transmitido por la Televisión Prima.

Mientras que el Secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, amenazó con una solución militar de la crisis norcoreana, el primer ministro checo coincide con la opinión manifestada por varios países, de que la situación debería solucionarse por la vía pacífica, según dijo.

Bohuslav Sobotka, foto: ČTKBohuslav Sobotka, foto: ČTK ”Considero que sigue habiendo espacio para solucionar la situación por la vía diplomática, aunque la noticia sobre la prueba nuclear no es nada buena. Es importante que todos los países que tienen alguna influencia en el régimen norcoreano ayuden en la búsqueda de formas de solución. Esto incluye sobre todo a China y Rusia”.

Sobotka acotó que sin el apoyo de China, el régimen comunista norcoreano no hubiera podido mantenerse tanto tiempo.

Del tema se ocupará el Consejo de Seguridad de la ONU que podría proponer el endurecimiento de las sanciones económicas contra Pyongyang, medida que no apoyan ni China, ni Rusia que, no obstante, informaron que han coincidido en la necesidad de proceder a una respuesta adecuada a la prueba norcoreana.

Foto: Edgar Winkler, Pixabay / CC0Foto: Edgar Winkler, Pixabay / CC0 Mientras tanto, Chequia exhortó a Corea del Norte a desistir de sus actividades desestabilizadoras. El ministro de Defensa, Martin Stropnický, sostuvo que el régimen norcoreano es imprevisible, lo que representa un gran problema. Según Stropnický, la situación en la zona debe ser monitoreada constantemente, para estar preparados en caso de que fuera necesario proceder a una respuesta adecuada, pero también para no precipitarnos. “Aunque sobre Europa, incluida la República Checa no pende un peligro latente en relación con las pruebas nucleares norcoreanas, no podemos cerrar los ojos ante estos hechos”, recalcó Stropnický.

El Ministerio de Relaciones Exteriores criticó que el país asiático viola los compromisos que se desprenden de las resoluciones de la ONU sobre armas nucleares, y socava la estabilidad en la península coreana y en toda la zona. Las pruebas nucleares amenazan la paz y la seguridad en el mundo entero y conducen al empeoramiento del nivel de vida de los habitantes de Corea del Norte, apuntó la Cancillería checa.