Peligra la producción de Tuzemák por la esencia de ron

Sustituir la esencia de ron en determinadas bebidas alcohólicas y dulces por otro ingrediente es la tarea que se plantean expertos en Chequia.

Foto: Pixabay, CC0Foto: Pixabay, CC0 La tradicional esencia de ron no podrá ser utilizada a partir del 22 de abril en la industria alimentaria de los países comunitarios. Así lo decidió la Comisión Europea, argumentando que algunos de sus componentes son carcinógenos.

En la República Checa la esencia de ron se utiliza en la fabricación de varios productos tradicionales, como por ejemplo el Tuzemák, un popular licor de producción nacional que los habitantes de este país califican de ron checo, o unos bombones rellenos de licor.

La República Checa presentó una solicitud ante la Comisión Europea, pidiendo que le sea concedida una excepción de la norma para poder seguir utilizando la esencia de ron en determinados productos, según comentó a la Televisión Checa Miroslav Koberna, de la Cámara Alimentaria Checa.

”En este país disponemos de un aroma que en la industria alimentaria local se utiliza desde hace 150 años. Nunca ha habido problemas con él. Pero debido a que actualmente existe un sinnúmero de laboratorios, los científicos siempre y en todo llegan a descubrir alguna sustancia tóxica”.

En el caso del Tuzemák, este comenzó a fabricarse en el actual territorio de Chequia hace precisamente 150 años. La licorera de la ciudad de Prostějov no pretende acabar con su producción a raíz de la directiva de la Comisión Europea. Sin embargo, de acuerdo a Michal Šoman, director de la fábrica licorera, para poder seguir suministrando el Tuzemák al mercado, tendrán que cambiar su composición.

”Se trata concretamente de la esencia de ron, o mejor dicho, de uno de sus componentes. Éste será sustituido por otro ingrediente, que no sea tóxico. Estoy convencido de que los clientes no notarán ninguna diferencia en la composición del licor, ni tampoco en su sabor, o su aroma”.

Semejante es la situación en una de las fábricas de la compañía Nestlé en Chequia, donde la esencia de ron es utilizada en la producción de unos cinco tipos de bombones y dulces. También en este caso fue necesario sustituir la esencia por otro elemento, recalcó Andrea Brožová, portavoz de Nestlé en la República Checa.

”Hemos pasado por varias fases, cuando el personal de nuestros laboratorios químicos nos presentó decenas de aromas que podrían sustituir la tradicional esencia de ron. Al final escogimos dos nuevos aromas que utilizaremos en la fabricación de dulces y bombones a partir del próximo 22 de abril”.

El veredicto de la Comisión Europea sobre la eventual concesión de una excepción para la República Checa en lo referente al uso de la esencia de ron en la industria alimentaria debería conocerse el 17 de abril próximo.