No hay trabajo para gitanos

La Inspección de Trabajo reveló la mayor cantidad de ofertas de trabajo discriminatorias desde el 2014. Los más afectados son los gitanos.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRoFoto ilustrativa: Filip Jandourek, ČRo 'Buscamos a una mujer jubilada o a un obrero. Sin embargo, no aceptamos a los extranjeros ni a los gitanos'. Este es un ejemplo de oferta de trabajo que no es nada difícil de encontrar en la República Checa. La Inspección de Trabajo registró la mayor cantidad de ofertas discriminatorias desde el año 2014, en total fueron 123 ofertas.

Richard Kolíbač, portavoz de la Inspección de Trabajo, destacó que curiosamente no se trata solo de los puestos de trabajo de baja cualificación.

''Los empleadores se ponen a buscar digamos a un vendedor, un asistente, una camarera o un obrero. Y ya en el anuncio aparece que tiene que ser una mujer, un hombre, una mujer jubilada, o que no están interesados en contratar a un gitano. Es sorprendente que el problema se ha registrado también en los puestos de trabajo más cualificados, por ejemplo los especialistas en IT o gerentes''.

Kolíbač añadió que la mayoría de los empleadores implicados ha reconocido sus faltas y las ofertas fueron corregidas o eliminadas. Sin embargo, hay también quienes dicen que conocen mejor el perfil del empleado que buscan. La multa que suele poner la Inspección de Trabajo puede llegar a unos 800 euros.

La Inspección ha revelado también 115 casos de discriminación de los empleados. La mayoría tuvo que ver con la desigualdad de los sueldos de los hombres y las mujeres. Luego había casos de acoso laboral, discriminación por la orientación sexual o discriminación por la edad.

Anna Šabatová, foto: Adam Kebrt, ČRoAnna Šabatová, foto: Adam Kebrt, ČRo Más de cien quejas llegaron a la oficina de la defensora del pueblo, Anna Šabatová. Según ella, el número de quejas es inferior en comparación con el año pasado.

''Hay personas que tienen que enfrentar un trato diferente al resto de los empleados, cobran menos que sus colegas, o les quieren despedir sin fundamento. Luego registramos renuncias de maltrato de las personas mayores o de los discapacitados que sostienen que no tiene que ver con su empeño laboral''.

La Inspección de Trabajo repartió el año pasado 46 multas por un valor total de unos 20.000 euros. Se ha enfocado sobre todo en casos de bajos sueldos de mujeres en algunas profesiones. En este sentido hizo 82 controles, y reveló por ejemplo diferencias de sueldo en la profesión de cocinero y cocinera. Según los datos del Eurostat, las mujeres checas ganan casi un 22% menos que los hombres en las mismas posiciones. Se trata de la segunda mayor brecha en toda la Unión Europea.

Cada domingo podrán votar y escoger entre cinco canciones que iremos presentando a lo largo de la respectiva semana. (Más)