Ministra de Justicia dimite después de 13 días en el cargo

La ministra de Justicia Taťána Malá ha dimitido después de 13 días al frente de la cartera. Asegura que no quiere perjudicar al futuro gobierno que buscará el voto de confianza este miércoles ante la Cámara Baja.

Taťána Malá, foto: Vít Šimánek/ČTKTaťána Malá, foto: Vít Šimánek/ČTK El nombramiento de Taťána Malá como ministra de Justicia no fue un asunto feliz para el primer ministro Andrej Babiš. La elección de Malá causó malestar entre los políticos de la oposición y también de algunos cercanos al movimiento ANO, liderado por Babiš.

Andrej Babiš, foto: ČTK / Slavomír KubešAndrej Babiš, foto: ČTK / Slavomír Kubeš Las críticas contra Malá se centraron en una enorme falta de experiencia política y profesional para cargar sobre sus espaldas con los destinos de una cartera clave como lo es Justicia.

La bomba de tiempo sobre la que descansaba Malá explotó. La política fue acusada de haber cometido plagio en su trabajo de fin de carrera, lo que le convirtió en una persona poco fiable para la tarea asignada.

Tras un encuentro con la prensa, la ministra aseguró que no se sentía culpable, porque no había cometido plagio. Reconoció que algunos párrafos de su trabajo de fin de carrera correspondían con los de otros, pero que eso es normal cuando varias personas realizan una misma investigación, y que eso no era algo para dimitir.

Después de una reunión con el primer ministro y miembros del Consejo del movimiento ANO, la ministra Malá cambió su argumentación y anunció su dimisión.

De acuerdo con Malá todo ha sido una campaña mediática contra su persona, y que no desea perjudicar ni al movimiento ANO ni al futuro gobierno. Que lo único que quiere es un nuevo Gobierno. El primer ministro Andrej Babiš agradeció el valor expresado por la ministra y subrayó que el movimiento la seguirá apoyando.

Jan Kněžínek, foto: archivo de la Oficina del Gobierno ChecoJan Kněžínek, foto: archivo de la Oficina del Gobierno Checo “En nombre de nuestro movimiento quiero manifestar mi apoyo a Taťána Malá, porque ha sido muy valiente. Es evidente que en caso de seguir en el cargo eso perjudicaría desde la mañana hasta la noche, tanto al movimiento como al Gobierno”.

En declaraciones un tanto apresuradas Babiš anunció que él ocuparía el puesto de Malá de manera temporal, pero este martes rectificó sus palabras anunciando que había enviado al Despacho presidencial el nombre de otro candidato.

Según informaciones del servidor Aktuálně.cz, confirmadas por el líder de los comunistas, Vojtěch Filip, se trata de Jan Kněžínek, vicepresidente del Consejo Legislativo del Gobierno.

Desde las elecciones generales de octubre, ganadas por el movimiento ANO, Andrej Babiš trata de conseguir el voto de confianza de la Cámara Baja para su Gabinete. Un segundo intento tendrá lugar este miércoles con el apoyo de socialdemócratas y comunistas.