Millones de euros se van en los juegos de azar

Mil millones de euros perdieron los checos en los juegos de azar en 2016. Decenas de miles de personas son ludópatas.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo El número de checos adictos a los juegos de azar crece constantemente y se convierte en un problema social grave. El año pasado los habitantes de la República Checa se gastaron más de mil millones de euros en esos juegos, un tercio más que el año anterior.

Según datos del Departamento de Lucha Antidrogas de la Oficina del Gobierno, se calcula que en 2016 había en el país unos 120.000 jugadores patológicos, mientras que hace unos tres años eran 20.000 menos. Además, unas 500.000 personas fueron calificadas como ludópatas. Estos individuos gastan la mayor cantidad de dinero en las máquinas tragamonedas.

Los especialistas consideran que el creciente número de adictos a los juegos de azar se debe en gran medida a la mejor situación económica en el país, y que las personas tienen la posibilidad de jugar vía online. El problema más grave en este tema es en su opinión el que a los juegos de azar se dedique un número cada vez mayor de menores, como recalcó Renáta Hladná, del Departamento de Lucha Antidrogas de la Oficina del Gobierno.

Jindřich Vobořil, foto: ČTJindřich Vobořil, foto: ČT ”Este fenómeno negativo se debe sobre todo a que muchos juegos de azar se pueden jugar hoy por Internet. De este modo tienen fácil acceso a ellos las personas menores de 18 años. Justamente, en una reciente encuesta el 17% de los adolescentes de 17 años reconocieron haber tenido experiencia y perdido dinero en esos juegos”.

En opinión del coordinador de la Comisión Nacional Antidrogas, Jindřich Vobořil, el Estado debería destinar más recursos a la prevención y el tratamiento de la ludopatía. En 2016 fueron empleados para este fin unos 964.000 euros, lo que Vobořil aplaudió, aunque la considera una suma insuficiente.

El monto de las apuestas en los juegos aumenta marcadamente desde el año 2013. El año pasado éste se incrementó interanualmente en el 29%, habiendo apostado los jugadores unos 7.480 millones de euros.

Los jugadores patológicos en Chequia quedaron debiendo en 2016 unos 46.000 euros como media, mientras que en 2015 esa suma había sido un 50% menor. Algunos apostadores deben centenares de miles de euros que perdieron en los juegos de azar.