Los yihadistas llegan al Viejo Continente como refugiados

El presidente Miloš Zeman advirtió en la ONU ante el peligro de los yihadistas que viajan a Europa como refugiados.

Foto: ČTKFoto: ČTK El gran protagonista de la 72 Asamblea General de la ONU fue sin lugar a dudas el presidente de EE.UU., Donald Trump. Se trató de su primer discurso en el foro mundial de mandatarios y fue duro y ácido como se esperaba.

Trump lanzó fuertes amenazas contra el régimen de Kim Jong-un, y llamó al gobernante “Hombre Cohete”. Condenó lo que ocurre en Irán, Siria, Cuba y Venezuela.

Al referirse a los dos países latinoamericanos, el presidente de EE.UU. dijo que sufrían el fracaso del comunismo, y exhortó a la comunidad internacional a participar en la solución de la crisis humanitaria y política de Venezuela.

El presidente de la República Checa, Miloš Zeman, dedicó su discurso a la necesidad de combatir el terrorismo islámico. Aseguró que el terrorismo se ha expandido por todo el planeta por lo que urge aunar fuerzas para enfrentarlo. Zeman expresó que está en contra de la migración.

De acuerdo con el mandatario, la migración está conectada con el terrorismo. Muchos yihadistas llegan a Europa como solicitantes de asilo, y eso representa un gran peligro para la seguridad de las naciones.

Miloš Zeman, foto: Miloš Zeman, foto: El presidente checo expresó una vez más la postura del Gobierno que no respalda el sistema de cuotas para el reasentamiento de refugiados en los países de la Unión Europea, tal y como lo recomienda Bruselas.

Zeman insistió en el buen camino escogido por Praga, que es ayudar directamente a los países de origen de los inmigrantes, porque de lo contrario se dará una enorme fuga de cerebros que dificultará el desarrollo de esas sociedades.

Sería conveniente invertir en la construcción de escuelas, infraestructuras, sistemas de canalización y fuentes de energía para aportar a la estabilidad de las sociedades de los países que generan migración, recalcó el mandatario.

Durante el discurso inaugural, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, hizo énfasis en que el mundo está en problemas y que millones de personas se encuentran angustiadas por la posibilidad del estallido de una guerra nuclear con Corea del Norte.

Guterres advirtió que la retórica agresiva puede provocar malentendidos fatales, pero se mostró confiado en que con la unidad de las naciones se pueden encontrar soluciones.