Los sueldos checos, más altos pero aún lejos de la media europea

Los sueldos en la República Checa siguen creciendo, pero siguen estando entre los más bajos de la Unión Europea, según se desprende de un estudio de Eurostat sobre gastos laborales.

Foto ilustrativa: Ondřej TomšůFoto ilustrativa: Ondřej Tomšů El coste del trabajo en la República Checa sube en consonancia con los sueldos, pero aun así continúa entre los más bajos de la Unión Europea. Con 11 euros por hora, Chequia se halla en el tercio inferior, junto a países como Bulgaria, donde el coste del trabajo es de 5 euros por hora.

Este es el resultado de un reciente estudio de Eurostat, que en general ha registrado un aumento de entre el 2 y el 3% en los costes laborales de la Unión Europea. Este valor incluye no solo el sueldo, sino todo lo que tiene que desembolsar el empresario, incluyendo Seguridad Social o Seguro Médico.

De esta manera, más que de crecimiento se puede hablar de estancamiento. El analista de la compañía Akcenta, Miroslav Novák, lo explica así para iRozhlas.

“A pesar del rápido crecimiento de los sueldos el año pasado, el coste medio del trabajo en la República Checa se halla todavía muy por debajo del promedio de los países de la Eurozona. En comparación con Alemania los costes son un tercio. Es exactamente lo mismo que hace diez años, en 2008. En este sentido la República Checa aún tiene mucho por hacer”.

En Alemania el coste laboral por hora es de 34 euros, y en Dinamarca, por ejemplo, de 42 euros. Podría pensarse que si aumentan los costes laborales disminuye la competitividad, pero esta se ve influida también por otros factores, comenta el analista de Patrie Finance, Jan Bureš.

Foto ilustrativa: Archivo de Škoda AutoFoto ilustrativa: Archivo de Škoda Auto “En algunos sectores como la industria automovilística o de maquinaria, la productividad está a niveles de Europa Occidental. En estos momentos no considero la presión para que los sueldos suban como un peligro para las empresas. Creo que en promedio las empresas checas consiguen manejar bien esta presión”.

Así pues, según los analistas consultados por la Radiodifusión Checa, el camino a seguir sería no temer a las subidas salariales y mejorar la competitividad mediante la calidad, la ampliación de la oferta o invirtiendo en líneas de producción de nueva generación.

En marzo la mediana salarial fue en la República Checa de 826 euros mensuales netos, un aumento interanual del 5,3% descontando la inflación.

Cada domingo podrán votar y escoger entre cinco canciones que iremos presentando a lo largo de la respectiva semana. (Más)