Los Sindicatos de Transportes llaman a la huelga

Tras arduos debates, la presidencia de la Unión de los Sindicatos de Transportes exhortó este miércoles a una huelga en protesta contra las bajas remuneraciones que reciben los choferes de autobuses de larga distancia. Los sindicalistas sin embargo no especificaron la fecha de la huelga ni tampoco ofrecieron otros pormenores.

Foto ilustrativa: Michal Schoffer, ČRoFoto ilustrativa: Michal Schoffer, ČRo Desde hace meses los choferes de autobuses libran una batalla contra las administraciones regionales y el Gobierno, demandando un aumento salarial. En reacción a las demandas el Ejecutivo acordó unas tarifas salariales mínimas para los choferes profesionales de autobuses que representan un aumento en un 30% aproximadamente.

De acuerdo a esas tarifas, la remuneración mínima debería ser de 3,6 euros por cada hora de viaje y de 3,3 euros por cada hora de espera. Tras la intervención del Gobierno, la situación mejoró levemente, pero sólo en algunas regiones.

En reacción a ello, la presidencia de la Unión de los Sindicatos de Transportes, reunida este miércoles en Praga, decidió declarar una huelga para demandar el aumento salarial, según informó Luboš Pomajbík, líder de los sindicalistas de Transportes.

”Hemos tenido gran paciencia y desde otoño de 2015 hasta otoño de 2016 hemos negociado con las partes competentes sobre la adopción de un marco jurídico para el aumento de las remuneraciones de los choferes de autobuses. La Asociación de las Regiones nos prometió hacer lo posible por mejorar la situación, pero lo cierto es que la promesa fue cumplida sólo parcialmente”.

 Luboš Pomajbík, foto: ČTK Luboš Pomajbík, foto: ČTK Los sindicatos se negaron a dar a conocer públicamente la fecha concreta cuando prevén realizar la huelga, así como especificar si se tratará de un paro nacional o regional. Las tensiones entre los transportistas, los choferes y las administraciones regionales por el respeto de las tarifas gubernamentales en lo que respecta a los sueldos de los choferes perduran desde comienzos del año, sobre todo en las regiones de Ústí, Pardubice, Vysočina y la de Moravia del Sur, donde no se ha procedido a cambios algunos.

Las administraciones regionales insisten en que los choferes deben dirigir sus demandas a las compañías transportistas que les emplean y con las que los Municipios tienen suscritos contratos.

Los sindicatos a su vez, insisten en el cumplimiento de las promesas dadas por el Gobierno, según recalcó Luboš Pomajbík.

”Durante las deliberaciones el primer ministro, Bohuslav Sobotka, nos aseguró que en el presupuesto estatal encontrarán el dinero suficiente para que los choferes profesionales puedan ser mejor remunerados. Y esto inclusive en el caso de que fuera necesario aprovechar las reservas financieras del presupuesto”.

Los sindicatos del sector de Transportes han perdido ya la paciencia y están hartos de escuchar puras promesas o rodeos de parte de sus patronales o el oficialismo. Reafirmaron que entrarán en huelga, pero que darán a conocer más detalles sólo tres días antes de su celebración.