Los ‘halcones’ de todo el mundo se dan cita en Praga

Un desfile multicultural y colorido, se llevó a cabo por varias zonas de la capital checa, el pasado domingo con motivo del 16º encuentro internacional de la asociación deportiva checa Sokol.

Foto: Melissa CastañoFoto: Melissa Castaño Foto: Melissa CastañoFoto: Melissa Castaño Cientos de deportistas, gimnastas o simples aficionados al ejercicio físico de diferentes países se dieron cita este domingo por la mañana en la plaza de Venceslao de Praga. Con entusiasmo y energía tomaron su lugar asignado para el desfile que daría inicio al Všesokolský Slet 2018, un encuentro internacional de cultura y deporte que tiene lugar en Praga del primero al seis de julio.

El encuentro, que se organiza en la ciudad de Praga cada cinco años, comprende actividades que giran en torno a la gimnasia sincronizada pero que comprende también diferentes deportes y espectáculos culturales, como obras de teatro, talleres y conferencias.

El abarrotado estado de la plaza da a entender la importancia del Sokol en la sociedad checa y su elevado número de miembros, alrededor de 150.000, más de un 10% de la población del país.Foto: Melissa CastañoFoto: Melissa Castaño Markéta, una de las participantes, que acude a uno de estos encuentros ya por segunda vez, explica a Radio Praga las expectativas que ha puesto en el evento.

“Estamos aquí en el grupo Princesa de la República, hemos venido con gente más mayor, está aquí mi abuela, hemos venido todos juntos. Me gusta que estemos aquí todos, espero que lo pasemos muy bien, que todos nos hayamos juntado aquí, tanta gente, y que tanta gente se dedique al Sokol. Me encanta”.

Participación brasileña desde Sao Paulo

Foto: Melissa CastañoFoto: Melissa Castaño El Sokol, halcón en checo, es la organización deportiva checa por excelencia, y cuenta ya con más de un siglo de historia. Como otras grandes manifestaciones culturales, tiene una dimensión internacional, al haberse expandido el Sokol, de la mano de la emigración checa, a otros rincones del mundo. De esta forma, delegaciones de diversos países marcharon durante el desfile inaugural portando uniformes con banderas y eslóganes, representando a sus países de origen. Radio Praga habló con varios de sus participantes, que nos contaron un poco acerca del Všesokolský Slet 2018. Para Milagros, quien hace parte de la delegación de Brasil, se trata de algo emotivo, ya que con esto se recuerda el pasado de la República Checa y su cultura en relación al deporte después de la Segunda Guerra Mundial y su ánimo de seguir adelante a través de este.

“Los inmigrantes checos fueron montando en los países donde ellos se instalaron grupos de gimnasia en recuerdo y añoranza a su patria. Entonces en representación a ello vuelven a juntarse cada cierto tiempo para rememorar esa fuerza, esa energía, que los movilizaba cuando estaban juntos”.

Es la cuarta vez que Brasil envía una representación a la reunión de los Sokoles en Praga. La participación de Milagros viene dada a través de un grupo de estudios en la universidad.

Foto: Melissa CastañoFoto: Melissa Castaño“Por la Universidad de Campinas, en Sao Paulo, que es donde todos nosotros, el grupo entero, cada persona hace parte de diferentes grupos de investigación, de gimnasia, de deporte, todos somos profesores de educación física, del máster, del doctorado, y representamos en un grupo de estudios a nuestro país”.

De hecho aunque la delegación brasileña viene con un grupo de gimnasia, que participará físicamente en los eventos, el cometido de Milagros y sus compañeros de grupo es más bien de tipo académico, nos cuenta.

“A la hora que regresemos a nuestro país vamos a juntar todos los aprendizajes y las experiencias y lo que uno va aprendiendo e intercambiando de conocimientos aquí, y lo juntamos en resúmenes escritos, lo cual va a ser la preparación de un libro futuro”.

El desfile continuó por la calle 28 de Octubre, la Avenida Nacional, la parte de la ciudad contigua al río y otros sectores hasta finalizar en la plaza de la Ciudad Vieja. En la tarde se celebró una misa en la Catedral de San Vito, que fue precedida por espectáculos en la Casa de Tyrš, sede del Sokol. La jornada inaugural concluyó con una caminata con antorchas hacia la colina de Petřín, colindante con el Castillo de Praga, en horas de la noche.