Los civiles no tendrán derecho a usar armas para proteger el país

El Senado checo rechazó la enmienda a la Ley de armas de fuego que permitía a los civiles usar su arma legal para proteger el país.

Foto: Pixabay, Public DomainFoto: Pixabay, Public Domain Los checos que disponen de un arma de fuego no podrán utilizarla para defender su país ante un eventual enemigo. El Senado rechazó en su sesión de este miércoles la enmienda a la Ley constitucional de armas de fuego, aprobada por la Cámara Baja en junio pasado. A favor de la enmienda votaron 28 senadores de los 59 presentes en la sesión. Para ser aprobada era necesario el respaldo de las tres quintas partes de los senadores presentes, o sea de 36.

Los adversarios de los cambios, entre ellos el senador Jiří Čunek, del democristiano Partido Popular, afirman que la enmienda es innecesaria, además de que fácilmente se podría abusar de ella.

“Los abogados constitucionales nos dijeron que nada cambiará en caso de que el borrador no sea aprobado. Respaldar la enmienda es absolutamente innecesario. O sea que la decisión sería puramente política, sería un paso político”.

La enmienda había sido elaborada por diputados del Partido Socialdemócrata, el movimiento ANO, el Partido Cívico Democrático y los comunistas. En caso de haber sido aprobada, introduciría en la Constitución el derecho a portar armas de fuego a fin de cumplir tareas para garantizar la seguridad del país. Fue una reacción a la directiva de la Unión Europea que endurece las condiciones para portar armas y que entrará en vigor en septiembre del próximo año.

El senador Miloš Vystrčil, del Partido Cívico Democrático, considera que la enmienda debió ser aprobada, para poder contar con un radio de acción con miras hacia el futuro.

Jiří Čunek, foto: Filip Jandourek, ČRoJiří Čunek, foto: Filip Jandourek, ČRo “La enmienda a la ley no la hemos aprobado en el Senado, lo que quiere decir que descartamos la participación de los civiles en la defensa del país. Además, de esta forma no hemos preparado los fundamentos necesarios para el caso de que la Unión Europea endureciera más todavía su postura respecto al eventual aprovechamiento de los civiles con permiso para portar armas de fuego en situaciones que requieran garantizar la seguridad del país”.

A su vez, la senadora Eliška Wagnerová, así como el ex ministro para los Derechos Humanos, Jiří Dienstbier, insisten en que la enmienda a la Ley de armas de fuego podría resultar muy peligrosa. Algunos civiles, por ejemplo, podrían llegar a pensar que tienen el derecho de definir ellos mismos la defensa del país con un arma en la mano.

La negativa del Senado a este proyecto de ley es definitiva, ya que en caso de tratarse de eventuales cambios en la Constitución, el borrador no puede ser devuelto a debate a la Cámara Baja.