Los ancianos checos se apuntan a la marihuana

Aumentan los consumidores de riesgo de marihuana. Entre los adictos crece el número de personas de entre 55 y 64 años de edad.

Foto: Barbora NěmcováFoto: Barbora Němcová De acuerdo con el reporte del Centro Nacional de Control de Drogas y Adicciones, el número de personas que consumen drogas creció de manera significativa en la República Checa en 2016.

La marihuana es la droga de mayor consumo en el país. Grave resulta que el número de consumidores de riesgo se disparara a 120.000 personas.

Estudios realizados en otros países, no en Chequia, indican que una de las causas del incremento de la popularidad de la marihuana surge a raíz de su descriminalización, según indica Viktor Mravčik del Centro de Control.

“Cuando se permite el consumo legal de la marihuana para uso médico, muchas personas bajan la guardia. Esto significa que puede aumentar el número de consumidores de riesgo de marihuana”.

Según el informe, en Chequia se consumieron unas 20 toneladas de marihuana en 2016, lo que sitúa a los checos en los primeros lugares a nivel europeo.

Foto: gomopix / CC0 / PixabayFoto: gomopix / CC0 / Pixabay El consumo y adicción a las llamadas drogas modernas se ha reducido en Chequia, así como los problemas por sobredosis de estas sustancias. Problemas mayores se registran con las bebidas alcohólicas recalcó Mravčík.

“En lo referente a la sobredosis de drogas ilegales, la República Checa no registra mayores problemas. Una situación grave se registra, sin embargo, en la sobredosis de bebidas alcohólicas que es diez o más veces mayor”.

Del reporte se desprende que en el país hay unas 640.000 personas mayores de 15 años que entran en la categoría de bebedores de riesgo. Esto quiere decir que ya son adictos y diariamente consumen un mínimo de tres cervezas, casi una botella de vino o tres copas de las llamadas bebidas fuertes.

Viktor Mravčik, foto: ČTViktor Mravčik, foto: ČT En Chequia existen varias campañas de prevención, el Gobierno recomienda un aumento de los impuestos ya que esto serviría para reducir el consumo. Los expertos recomiendan que se dificulte el acceso a las bebidas alcohólicas y que se suba su precio.

De acuerdo con las indicaciones del Ejecutivo es muy importante centrar la atención en la juventud y menores de edad, que en muchos casos compran alcohol en los supermercados y en las tiendas pequeñas de barrio.

El consumo de alcohol en Chequia va en aumento. Unas 6.000 personas mueren anualmente por problemas de alcoholismo. El año pasado el consumo llegó a 7 litros por persona, dos tercios son bebedores de riesgo y el 20% de estos acusa problemas de salud.